Informe de Systep

Los coletazos de la crisis social suman y siguen. Esta vez las proyecciones apuntan al sector eléctrico, en particular mecanismo de licitaciones de suministro para clientes regulados, entre los que dominan los residenciales.

El informe mensual de la consultora Systep advierte que la tendencia a la baja que los precios de la energía ofertados evidenciaron en los últimos dos procesos y que incluso batieron récords mundiales por su bajo nivel, podría interrumpirse en este proceso que está programado para mayo de este año.

“Dado el nuevo escenario económico, con un mayor riesgo país, está por verse si los precios que resulten de este proceso sigan la tendencia a la baja que se ha observado en los últimos años”, indica el informe.

Añaden que aunque el mecanismo de estabilización de tarifas, que congelará durante 18 meses el pago por energía que recibe un grupo de generadoras, y que la primera medida de la Agenda Social del Gobierno que entró en vigencia, no afecta a los contratos nuevos, “introduce una sensación de riesgo regulatorio que podría verse reflejada en los precios finales”.

Finalizan con la señal de la discusión en torno a potenciales cambios a este sistema de subastas en el marco de la denominada ley larga de distribución.