Noticias

Distribución: destacan rol que tendrá el comercializador para optimizar el consumo energético

Este fue uno de los puntos destacados por Vivianne Blanlot, directora de empresas, durante el conversatorio organizado por la Asociación Chilena de Comercializadores de Energía respecto a la portabilidad eléctrica que se propone para modernizar al sector.

Fuente: Revista Electricidad – 30 de noviembre de 2020

El rol que tendrá la figura del comercializador en el mercado de la distribución fue uno de los principales aspectos vistos en el conversatorio online “¿Te Portas? Un debate sobre la comercialización de electricidad en Chile”, organizado por la Asociación Chilena de Comercializadores de Energía (ACEN), donde se coincidió en los positivos impacto que tendría para la modernización del segmento.

En la conferencia participaron Vivianne Blanlot, directora de empresas; Eduardo Andrade, presidente de ACEN; Aura Rearte, del subdepartamento de Normativa y Regulación del Departamento Eléctrico de la Comisión Nacional de Energía; Alejandro Lucio, ex director ejecutivo de la Asociación Energías Renovables del SER de Colombia, y Pablo Lecaros, gerente Área de Mercados y Regulación de Systep.

Modernización

Blanlot comentó que el comercializador es un elemento clave para modernizar y optimizar la forma en que se consume la energía: “Tengo la convicción que la introducción del comercializador es un elemento de modernización de la estructura de la demanda y de la forma en que los usuarios se relacionan con su consumo y adquieren este bien.

“Hoy en día estos elementos no le son ofrecidos a los consumidores porque básicamente están bajo las redes y la comercialización de las distribuidoras. Tengo el convencimiento de que no es posible que las distribuidoras realmente tengan incentivos para hacer esta misma labor. Eso significa que el comercializador es un ente que puede alterar la relación costo calidad para el cliente. De tal manera que, en términos muy generales, el cliente puede efectivamente elegir el nivel de calidad porque puede optar por ciertos mecanismos que le ofrece el comercializador y que le permite, sin aumentar el costo, aumentar el nivel de calidad que recibe o bien puede reducir su costo consumiendo de otras maneras”, precisó la ejecutiva.

Pablo Lecaros, mencionó que el comercializador da un trato más personalizado, más dedicado al cliente de acuerdo a sus necesidades y abre la posibilidad de algunos servicios de eficiencia como motores o baterías, entre otros, para mejorar la calidad de suministro más allá de lo que pueda hacer el distribuidor.

Por su parte, Eduardo Andrade destacó que las empresas comercializadoras tienen la flexibilidad de capturar los menores costos en cada instante y poder traspasárselos a sus clientes. “Si no hubiera habido competencia en el mercado de los clientes libres, las empresas distribuidoras estarían ofreciendo las mismas tarifas reguladas de siempre y no habría ocurrido la baja de precios que estamos viendo hoy día que puede alcanzar un 20 o 25%. La competencia va a permitir que en cada momento los precios sean los más bajos posible dada las condiciones estructurales que existan en el mercado en ese momento”, señaló.

Separación

Respecto a la separación entre la distribuidora y el comercializador, Alejandro Lucio comentó el caso colombiano, señalando que “desintegrar como una opción de entrada sería el mundo ideal. Esa discusión en Colombia la estamos dando hace 25 años. Deshacer esa integración entre comercialización y distribución es imposible. Estamos trabajando en desintegrar a nivel minorista”.

A juicio de Blanlot, “hay que desintegrar estructuralmente en forma completa, no en forma legal. Debe crearse una figura de un comercializador puro que no esté integrado en forma ninguna con las redes, ni distribución ni transmisión. Por supuesto que eso significa un ahorro porque si no, va a haber que construir un aparato regulatorio y de fiscalización. Son demasiado flancos de riesgos cuando sabemos perfectamente que al final vamos a llegar a un comercializador puro y potente porque eso es lo que vamos a necesitar en el futuro”.

De acuerdo a Lecaros, nivel internacional hay ejemplos mixtos en este tema: “Está el caso de Colombia que tiene integración al día de hoy. En el Reino Unido hay separación entre las licencias de distribución y comercialización, aunque hay algunas distribuidoras que todavía mantienen la comercialización. En España si bien existe la separación en términos legales de que hay un giro exclusivo de distribución, sí se permite el hecho de que un mismo holding pueda tener filiales en todos los segmentos”.

En ese contexto, en la propuesta de Systep se plantea que el comercializador ligado al holding empresarial que es dueño de la distribuidora, “no puede participar en esa misma zona de concesión, pero sí podría hacerlo en el resto del país. La otra alternativa es que se permita que exista esta integración a través de filiales, pero en ese caso y por un tema de dar mayor confianza al sistema en su conjunto, se hace más necesaria la creación de un organismo independiente que concentre la información de cada uno de los clientes de manera que todos los comercializadores tengan el mismo nivel de acceso a la información para ofrecer sus distintas tarifas y contactar a los usuarios. Lo que se busca es justamente dar una mayor confianza en la operación del sistema y evitar que la autoridad sea coaptada por terceros grupos de interés o que el mecanismo distribuidor pueda dar preferencia mediante la calidad de suministro u otras medidas para favorecer al comercializador de su mismo grupo empresarial”, señaló Lecaros.

De acuerdo al presidente de ACEN, la separación estructural es una piedra angular necesaria para este proyecto de ley cumpla su objetivo. En el estudio se señala que la OCDE recomienda en aquellos mercados, donde sea posible, optar por la separación estructural completa.

“Hoy vemos acciones de las empresas distribuidoras que apuntan a dificultar la competencia en el mercado del suministro eléctrico y no hemos visto ninguna acción del Coordinador. Todo ello, nos apunta a que sí hay perjuicio al usuario final en caso que no se opte por la separación estructural. En el estudio se señala que las empresas incumbentes en el mercado de la electricidad atienden primero a los clientes relacionados o demoran la conexión de los clientes no relacionados, entre otros. Para ACEN todo apunta a que la solución óptima es la separación estructural. Tenemos que hacerlo bien ahora porque o sino lo que va a ocurrir es que en 5 o 10 años más vamos a tener que estar de nuevo legislando para tratar de lograr la separación estructural”, subrayó.

Transición

Vivianne Blanlot señaló que la transición para avanzar en esta figura debería concentrarse en hacerlo por bloques, “en la medida que vaya bajando el consumo regulado”.

“Precisamos el tiempo necesario para que se vayan formando estas empresas comercializadoras de calidad. Creo que una gran modernización del mercado eléctrico viene de la mano de la creación del comercializador y de la reducción gradual del límite de los consumidores regulados. Me inclino por un sistema muy liberalizado al que tenemos que llegar en forma relativamente gradual, no lenta, sino que atendiendo a ciertas condiciones de nuestro mercado nada más”. En ese aspecto, Aura Rearte dijo que “queremos que los usuarios residenciales tengan rápidamente acceso a este derecho que estamos generando con la ley y la forma que vemos esto es por zona. Nos parece que este sistema de zonas es el mejor respecto a esos contratos que ya están vigentes”.

Según Andrade, la liberación por zonas no produce un mercado que pueda interesar a las empresas comercializadoras y !no porque no quieran, sino que económicamente no va a haber espacio para que las empresas puedan establecerse. Lo que va a ocurrir en caso de hacer ese tipo de apertura es que la distribuidora relacionada va a seguir distribuyendo porque no hay nadie a quien cambiarse”.

Y precisó: “El ir avanzando en una transición bajando el nivel de potencia es el mecanismo más democrático, afecta en menor grado a los contratos de distribución, permite ir creando una competición fuerte, real en el mercado del suministro, y se puede hacer hoy día sin ningún cambio legal y eso es importante. La gran ventaja adicional es que permite llegar si no directamente al usuario residencial, que ya sabemos que se cambia poco al principio, sí a la pequeña empresa, a las tiendas, a los malls, etc. La pequeña y mediana empresa que es uno de los grandes motores de la economía, indirectamente va a satisfacer necesidades de los usuarios finales y residenciales. Cualquiera que diga que en el corto plazo esto va a poder llegar a los usuarios residenciales en forma masiva no es efectivo”.

Finalmente, con respecto a la subdemanda en los contratos de compraventa de electricidad firmados entre las empresas generadoras y distribuidoras, Andrade indicó que se debería permitir que esa energía “que no está siendo consumida, pueda ser vendida a las empresas de comercialización que andan en la búsqueda de esos contratos de energía con precios competitivos para poder traspasárselos a los clientes. Esa es una de las gracias de la comercialización, la flexibilidad de poder ir buscando esos contratos. Por lo tanto, bienvenida sea esa energía renovable de bajo precio porque de todas maneras va a tener un espacio dentro de los contratos de los comercializadores. En la medida que los comercializadores vayan creciendo van a ir demandando más de esa energía”.

Rodrigo Jiménez participará del “4th Latin America Energy Summit”

El Gerente General de Systep participará el día martes 1 de diciembre como panelista en el evento “4th Latin America Energy Summit” discutiendo sobre oportunidades y riesgos asociados a las transformaciones del sector eléctrico en el contexto del avance de las renovables y el desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a los servicios complementarios.

El evento “4th Annual Latin America Energy Summit” (o “4ta Cumbre Anual de Energía de Latinoamerica” en español) organizada por Industry Exchange, y que se llevará a cabo virtualmente desde Santiago, Chile entre los días 1 y 3 de diciembre de 2020, reunirá inversionistas, operadores, empresas energéticas, autoridades, proveedores, empresas de servicios, consultores y financistas para discutir el entorno de negocios que se está gestando alrededor de los proyectos energeticos en la region de Sudamerica.

Según se indica en la información del evento, este convocará a “expertos de la industria y profesionales de Chile, Colombia, Perú, Brasil, Argentina, Canadá, Estados Unidos y Europa que discutirán sobre las nuevas oportunidades de negocio relacionadas a inversiones en energía en Latinoamérica”.

Además, se señala que “se prestará particular atención en temas relacionados con proyectos de infraestructura relacionados con energía renovable eólica, solar e hidroeléctrica, así como también en el rol de los hidrocarburos y el gas natural en abastecimiento de la demanda”.

Más información del evento aquí (LinkedIn) y en la web oficial.

La FNE autorizó en su momento la operación: Antecedentes de compra de Chilquinta allanarían venta de CGE

Expertos descartan problemas de libre competencia por las características de la industria, no obstante, encienden las alertas ante la discusión de la ley de portabilidad.

Por Tomás Vergara P.

Fuente: El Mercurio – 17 de noviembre de 2020

Luego del  anuncio de las venta de la distribuidora CGE a la estatal china State Grid surgieron dudas respecto de posibles dificultades que podría enfrentar la operación valorada en unos US$3.000 millones.

Desde el punto de vista de la libre competencia, existe un importante antecedente que podría allanar el camino de la mega operación, la más relevante en lo que va del año. Este tiene que ver con la investigación realizada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) tras la compra de los activos de Chilquinta por parte de la misma firma asiática.

En esa ocasión, la FNE avaló la operación, en un análisis en que el organismo persecutor concluyó que la compra no tenía la aptitud para reducir sustancialmente la competencia, debido a los escasos cambios “en la habilidad e incentivos que se generan producto de ella”, junto con las fuertes limitaciones impuestas por la regulación vigente en materia eléctrica.

En esta línea, el gerente general de Systep, Rodrigo Jiménez, adelanta que en el esquema regulatorio actual no hay riesgo regulatorio de libre competencia, ya que por definición las empresas distribuidoras son monopolios naturales con tarifas fijadas por la autoridad.

Donde sí repara el experto, en el contexto de la actual discusión sobre portabilidad eléctrica e integración de nuevos negocios. “Si avanza el proyecto de ley y se permite que las mismas empresas distribuidoras puedan participar de manera directa y sin restricciones en la comercialización de energía, claramente habrá grandes conglomerados con mayor poder de mercado que los potenciales nuevos actores. Lo mismo pasa con la potencial integración de nuevos negocios para clientes regulados, como almacenamiento y generación a nivel domiciliario”, advierte Jiménez.

En esto coincide el abogado de libre competencia del Estudio Lewin, Fernando Araya, quien apunta a que “la regulación tarifaria disciplina precios en segmentos de monopolio natural y donde no existen fallas regulatorias, pero en segmentos más abiertos (hoy a futuro) a la competencia, el análisis es más complejo y en detalle. Hay que pensar que se está discutiendo un proyecto de portabilidad eléctrica y con un mercado excesivamente concentrado en alguno de sus segmentos, esa portabilidad también se hace más ilusoria”, asegura.

El director ejecutivo de Ecom Energía, Sebastián Novoa, coincide con los demás expertos y apunta a que “se deben mantener las condiciones monopólicas, mientras se logre tener al dueño de la distribuidora lejos de los potenciales competitivos no hay problema”.

Estatal China adquiere CGE y concentrará el 57% de los clientes de la distribución eléctrica

La compañía asiática será el principal actor del mercado, en una operación que da cuenta del interés de las empresas de ese país en Chile, en el que ya tienen una presencia importante en rubros como la minería, la alimentación, los vinos y la energía.

Por Tomás Vergara P.

Fuente: El Mercurio – 14 de Noviembre de 2020

La presencia de las firmas chinas en Chile sigue aumentando, sobre todo en el sector energético. Esto, luego de que ayer se diera a conocer una nueva gran inversión por parte de una empresa de ese país, la compañía estatal State Grid, que acordó con la española Naturgy la compra del 96% de su propiedad en la firma de distribución CGE a cambio de 2.750 millones de euros (unos US$ 3.040 millones).

Se trata de la empresa de distribución de energía con mayor cantidad de clientes en el país, con casi 3 millones (entre residenciales y comerciales regulados), y con una importante presencia en el sector de la transmisión de la energía.

En cuanto al comprador, State Grid, el año pasado había cerrado su ingreso al mercado de la distribución tras adquirir Chilquinta por más de US$ 2.200 millones, por lo que cuando se cierre la operación con Naturgy, luego de las autorizaciones correspondientes, pasará a dominar la industria con un 57% de los clientes a lo largo de todo el país.

De esta manera, las firmas del gigante asiático toman posesión en una industria estratégica como es la eléctrica, pues a esta compra y la de Chilquinta se suma la participación de la también asiática China Southern Power Grid en Transelec (20%). Otros ejemplos en otros sectores como la minería, son la adquisición del 24% de las acciones de SQM por parte de Tianqi, o en la salmonicultura, donde Joyvio adquirió Australis. Sobre los motivos de la venta, según señalaron desde Naturgy, se debería a la estrategia de la compañía de rotar su cartera para centrarse en “países estables” con “monedas fuertes”, como el euro, el dólar o la libra esterlina.
A lo anterior se suman los niveles de deuda que presenta la matriz la firma hispana, que informó que la transacción permitirá reducir la deuda neta de la compañía en aproximadamente 4.000 millones de euros hasta los 10.800 millones, gracias a la desconsolidación de la deuda de CGE y a los ingresos en efectivo obtenidos con transacción.

No obstante, en su corta estadía de menos de cinco años en la propiedad de CGE, Naturgy ha enfrentado problemas como el juicio en contra de los ejecutivos por su supuesta responsabilidad en los incendios forestales o la reciente polémica con generadoras por pagos inferiores a estas últimas debido a la caída en la recaudación de las cuentas de los clientes domiciliarios.

“Nuestra inversión en activos, como ya hemos dicho otras veces, debe guiarse por la búsqueda de predictibilidad, estar enfocada en proyectos que sumen a la transición energética y en geografías y marcos regulatorios con mayor estabilidad”, comentó el presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

Según reveló la compañía ibérica al regulador, el cierre de la transacción está sujeta a las aprobaciones reglamentarias pertinentes, la aprobación de las autoridades de libre competencia y la venta a NII Agencia o a una sociedad relacionada de la participación que CGE posee en su filiar CGE Argentina.

En esta línea, apuntaron a completar el negocio antes de finales de febrero de 2021. En esta operación, Naturgy contó con la asesoría financiera exclusiva de Banchile Citi.

Nuevas Ventas

Junto con la salida de CGE, Reynés dejó abierta la puerta para enajenar otro de los activos que tienen en Chile, que es Metrogas, donde cuentan con una participación de poco más del 60%. El otro socio, Empresas Copec, se encuentra en proceso de desinversión.

Al respecto, en conferencia con analistas, el máximo ejecutivo de la española dijo que la estrategia de rotar los activos “está recién comenzando”, por lo que esta no será la única enajenación.

“Vamos a trabajar en el futuro en otras transacciones, porque nuestra estrategia es rotar los activos, pero no hemos fijado un tiempo específico, lo peor que podemos hacer si queremos crear valor, es vender rápido”.

Con todo, el anuncio tuvo importante efecto en la valorización de las acciones de CGE, las que ayer cerraron en la Bolsa de Comercio de Santiago con un alza de 137% a $992, con más de $375 millones transados.

En cuanto a los títulos de Naturgy, estos crecieron 7,7% en la Bolsa de Madrid, cotizándose en 19,68 euros cada uno.

Las elevadas cifras de la operación

Si bien la transacción anunciada por el 96% de las acciones de CGE fue a cambio de US$ 3.000 millones, la operación completa considera una valorización del activo de más de US$ 5.100 millones, sumando capital y deuda, ya que State Grid asumirá los pasivos que mantiene a la fecha CGE.

Dichas cifras llamaron la atención del mercado, y es que se trata de un precio que sólo puede ser ofrecido por firmas del gigante asiático.

“Creo que el múltiplo al que se venden los activos de CGE es muy alto (más de 15 Ebitda) y ciertamente parece una operación mejor para el vendedor que para el comprador. Desde un punto de vista puramente de mercado, los múltiplos que paga State Grid parecen muy difíciles de justificar”, aseguró el analista de Mediobanca, banco de inversiones italiano.

Por su parte, el gerente general de Systep, Rodrigo Jiménez, apuntó a que una de las razones que podrían explicar dicha valorización, más allá de una alta rentabilidad, es que Chile sea, la vitrina de la compañía para el continente americano, lo que se suma a las posibles sinergias que se pueden lograr de la mano de Chilquinta.

No obstante, el experto señaló que “lo más llamativo es que esta empresa se interesó en CGE y antes en Chilquinta, en un periodo que estamos discutiendo cambios regulatorios importantes. Los grandes desafíos de State Grid y las empresas del sector es que hoy se está realizando el primer estudio de valor agregado de distribución bajo la nueva modalidad, mientras en paralelo se discute toda la reforma de distribución. Este es un proceso nuevo, con una nueva tasa, por lo que se espera que las tarifas específicas de distribución deberían bajar o al menos mantenerse bajo esta nueva modalidad”.

Con compra de CGE, china State Grid tendría casi 60% de la distribución eléctrica de Chile

Esta mañana, la española Naturgy anunció el traspaso de la distribuidora chilena a la firma asiática por US$3.000 millones

Por S. Sáez, C. Rivas e I. Badal

Fuente: La Segunda, Viernes 13 de Noviembre de 2020

China State Grid International Development Limited (SGID) se convertirá, si las autoridades chilenas lo permiten, en el actor más fuerte de la distribución eléctrica en nuestro país.

La empresa china, que había cerrado la adquisición de Chilquinta Energía y Luz Linares en US$2.230 millones a mediados de octubre del año pasado, ahora anunció la compra del 96% de la Compañía General de Electricidad (CGE) en 2.570 millones de euros (unos US$3 mil millones) a la española Naturgy (cuyo asesor financiero fue Banchile Citi).

El anuncio remeció a la bolsa de Madrid, donde las acciones de Naturgy se dispararon más de 6%. En el mercado chileno, los papeles de CGE que aún se transan (equivalentes a cerca del 4% de su propiedad) saltaron en la apertura más de 162% a $1.099, pero fueron suspendidos 40 minutos después.

De acuerdo al hecho esencial de Naturgy en España, la transacción supone valorar el 100% de CGE en términos “Enterprise value” (valor total de los activos de una empresa) de 4.312 millones de euros (US$5 mil millones).

“Debe mirarse con cuidado”

CGE cuenta hoy con 3.1 millones de clientes y un 44% de participación en el mercado nacional, lo que por sí sola la convierte en la mayor distribuidora del país, por sobre Enel Distribución (exChilectra), que sólo opera en el Gran Santiago y pose 1,9 millones de clientes, con un 27% de participación. Si se le suma Chilquinta y Luz Linares, que cuentan con 890 mil empalmes, o un 11,5% del mercado, la china State Grid pasaría a contar con casi 4 millones de clientes y 56% de toda la distribución eléctrica del país, y prácticamente este mercado quedaría en manos de dos grandes actores: State Grid y Enel. Mucho más abajo se ubica el Grupo Saesa, que atiende a 528 mil clientes (al cierre de 2019) y distribuidoras locales.

El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, advirtió que esta operación deberá ser revisada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE).

“Las empresas deben someterse al procedimiento de control de operaciones de concentración ante la FNE, que puede aprobar la operación, aprobarla con condiciones o rechazarla, a partir del análisis sustantivo sobre sus efectos en la competencia”, explicó Fernando Araya, abogado de libre competencia del estudio Lewin.

“La FNE deberá observar con mucho cuidado esta operación, pues excede indudablemente los umbrales para requerir un control preventivo de concentración, más aún tomando en cuenta que se trata de distribución eléctrica, un mercado que es un monopolio natural regulado”, dijo el abogado Tomás Menchaca, expresidente del Tribunal de Libre Competencia.

Desafíos y sinergias

El nuevo controlador de CGE tiene por delante varios desafíos. “El más importante es cómo hacer conversar las operaciones de CGE con Chilquinta para aprovechar sinergias, abaratar costos y mejorar servicios”, cree Rodrigo Jiménez, gerente general de la consultora Systep.

En calidad de servicio, CGE está bastante abajo en el ranking anual de la Superintendencia de Electricidad (SEC). En 2019 figuró 21° entre 25 compañías, aunque en los primeros lugares había cooperativas o empresas pequeñas. En el ranking, que incluye notas en cortes de suministro, percepción de clientes y reclamos, CGE tuvo 1,07, 8,35 y 7,052 en escala de 1 a 10, respectivamente.

La adquisición de CGE se realizó en España, por tanto surge la duda respecto a donde se pagan los impuestos. Según el director internacional Tax & Legal de BDO, Mauricio Benítez, existe una fórmula para definirlo. “China va a comprar a España, sin embargo es una operación transfronteriza y el activo está en Chile. Por eso, se debe definir cuanto pesa CGE para Naturgy, y si es más del 20% del patrimonio de la española, los impuestos se deben pagar en Chile”, asegura.