La FNE autorizó en su momento la operación: Antecedentes de compra de Chilquinta allanarían venta de CGE

Expertos descartan problemas de libre competencia por las características de la industria, no obstante, encienden las alertas ante la discusión de la ley de portabilidad.

Por Tomás Vergara P.

Fuente: El Mercurio – 17 de noviembre de 2020

Luego del  anuncio de las venta de la distribuidora CGE a la estatal china State Grid surgieron dudas respecto de posibles dificultades que podría enfrentar la operación valorada en unos US$3.000 millones.

Desde el punto de vista de la libre competencia, existe un importante antecedente que podría allanar el camino de la mega operación, la más relevante en lo que va del año. Este tiene que ver con la investigación realizada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) tras la compra de los activos de Chilquinta por parte de la misma firma asiática.

En esa ocasión, la FNE avaló la operación, en un análisis en que el organismo persecutor concluyó que la compra no tenía la aptitud para reducir sustancialmente la competencia, debido a los escasos cambios “en la habilidad e incentivos que se generan producto de ella”, junto con las fuertes limitaciones impuestas por la regulación vigente en materia eléctrica.

En esta línea, el gerente general de Systep, Rodrigo Jiménez, adelanta que en el esquema regulatorio actual no hay riesgo regulatorio de libre competencia, ya que por definición las empresas distribuidoras son monopolios naturales con tarifas fijadas por la autoridad.

Donde sí repara el experto, en el contexto de la actual discusión sobre portabilidad eléctrica e integración de nuevos negocios. “Si avanza el proyecto de ley y se permite que las mismas empresas distribuidoras puedan participar de manera directa y sin restricciones en la comercialización de energía, claramente habrá grandes conglomerados con mayor poder de mercado que los potenciales nuevos actores. Lo mismo pasa con la potencial integración de nuevos negocios para clientes regulados, como almacenamiento y generación a nivel domiciliario”, advierte Jiménez.

En esto coincide el abogado de libre competencia del Estudio Lewin, Fernando Araya, quien apunta a que “la regulación tarifaria disciplina precios en segmentos de monopolio natural y donde no existen fallas regulatorias, pero en segmentos más abiertos (hoy a futuro) a la competencia, el análisis es más complejo y en detalle. Hay que pensar que se está discutiendo un proyecto de portabilidad eléctrica y con un mercado excesivamente concentrado en alguno de sus segmentos, esa portabilidad también se hace más ilusoria”, asegura.

El director ejecutivo de Ecom Energía, Sebastián Novoa, coincide con los demás expertos y apunta a que “se deben mantener las condiciones monopólicas, mientras se logre tener al dueño de la distribuidora lejos de los potenciales competitivos no hay problema”.

Estatal China adquiere CGE y concentrará el 57% de los clientes de la distribución eléctrica

La compañía asiática será el principal actor del mercado, en una operación que da cuenta del interés de las empresas de ese país en Chile, en el que ya tienen una presencia importante en rubros como la minería, la alimentación, los vinos y la energía.

Por Tomás Vergara P.

Fuente: El Mercurio – 14 de Noviembre de 2020

La presencia de las firmas chinas en Chile sigue aumentando, sobre todo en el sector energético. Esto, luego de que ayer se diera a conocer una nueva gran inversión por parte de una empresa de ese país, la compañía estatal State Grid, que acordó con la española Naturgy la compra del 96% de su propiedad en la firma de distribución CGE a cambio de 2.750 millones de euros (unos US$ 3.040 millones).

Se trata de la empresa de distribución de energía con mayor cantidad de clientes en el país, con casi 3 millones (entre residenciales y comerciales regulados), y con una importante presencia en el sector de la transmisión de la energía.

En cuanto al comprador, State Grid, el año pasado había cerrado su ingreso al mercado de la distribución tras adquirir Chilquinta por más de US$ 2.200 millones, por lo que cuando se cierre la operación con Naturgy, luego de las autorizaciones correspondientes, pasará a dominar la industria con un 57% de los clientes a lo largo de todo el país.

De esta manera, las firmas del gigante asiático toman posesión en una industria estratégica como es la eléctrica, pues a esta compra y la de Chilquinta se suma la participación de la también asiática China Southern Power Grid en Transelec (20%). Otros ejemplos en otros sectores como la minería, son la adquisición del 24% de las acciones de SQM por parte de Tianqi, o en la salmonicultura, donde Joyvio adquirió Australis. Sobre los motivos de la venta, según señalaron desde Naturgy, se debería a la estrategia de la compañía de rotar su cartera para centrarse en “países estables” con “monedas fuertes”, como el euro, el dólar o la libra esterlina.
A lo anterior se suman los niveles de deuda que presenta la matriz la firma hispana, que informó que la transacción permitirá reducir la deuda neta de la compañía en aproximadamente 4.000 millones de euros hasta los 10.800 millones, gracias a la desconsolidación de la deuda de CGE y a los ingresos en efectivo obtenidos con transacción.

No obstante, en su corta estadía de menos de cinco años en la propiedad de CGE, Naturgy ha enfrentado problemas como el juicio en contra de los ejecutivos por su supuesta responsabilidad en los incendios forestales o la reciente polémica con generadoras por pagos inferiores a estas últimas debido a la caída en la recaudación de las cuentas de los clientes domiciliarios.

“Nuestra inversión en activos, como ya hemos dicho otras veces, debe guiarse por la búsqueda de predictibilidad, estar enfocada en proyectos que sumen a la transición energética y en geografías y marcos regulatorios con mayor estabilidad”, comentó el presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

Según reveló la compañía ibérica al regulador, el cierre de la transacción está sujeta a las aprobaciones reglamentarias pertinentes, la aprobación de las autoridades de libre competencia y la venta a NII Agencia o a una sociedad relacionada de la participación que CGE posee en su filiar CGE Argentina.

En esta línea, apuntaron a completar el negocio antes de finales de febrero de 2021. En esta operación, Naturgy contó con la asesoría financiera exclusiva de Banchile Citi.

Nuevas Ventas

Junto con la salida de CGE, Reynés dejó abierta la puerta para enajenar otro de los activos que tienen en Chile, que es Metrogas, donde cuentan con una participación de poco más del 60%. El otro socio, Empresas Copec, se encuentra en proceso de desinversión.

Al respecto, en conferencia con analistas, el máximo ejecutivo de la española dijo que la estrategia de rotar los activos “está recién comenzando”, por lo que esta no será la única enajenación.

“Vamos a trabajar en el futuro en otras transacciones, porque nuestra estrategia es rotar los activos, pero no hemos fijado un tiempo específico, lo peor que podemos hacer si queremos crear valor, es vender rápido”.

Con todo, el anuncio tuvo importante efecto en la valorización de las acciones de CGE, las que ayer cerraron en la Bolsa de Comercio de Santiago con un alza de 137% a $992, con más de $375 millones transados.

En cuanto a los títulos de Naturgy, estos crecieron 7,7% en la Bolsa de Madrid, cotizándose en 19,68 euros cada uno.

Las elevadas cifras de la operación

Si bien la transacción anunciada por el 96% de las acciones de CGE fue a cambio de US$ 3.000 millones, la operación completa considera una valorización del activo de más de US$ 5.100 millones, sumando capital y deuda, ya que State Grid asumirá los pasivos que mantiene a la fecha CGE.

Dichas cifras llamaron la atención del mercado, y es que se trata de un precio que sólo puede ser ofrecido por firmas del gigante asiático.

“Creo que el múltiplo al que se venden los activos de CGE es muy alto (más de 15 Ebitda) y ciertamente parece una operación mejor para el vendedor que para el comprador. Desde un punto de vista puramente de mercado, los múltiplos que paga State Grid parecen muy difíciles de justificar”, aseguró el analista de Mediobanca, banco de inversiones italiano.

Por su parte, el gerente general de Systep, Rodrigo Jiménez, apuntó a que una de las razones que podrían explicar dicha valorización, más allá de una alta rentabilidad, es que Chile sea, la vitrina de la compañía para el continente americano, lo que se suma a las posibles sinergias que se pueden lograr de la mano de Chilquinta.

No obstante, el experto señaló que “lo más llamativo es que esta empresa se interesó en CGE y antes en Chilquinta, en un periodo que estamos discutiendo cambios regulatorios importantes. Los grandes desafíos de State Grid y las empresas del sector es que hoy se está realizando el primer estudio de valor agregado de distribución bajo la nueva modalidad, mientras en paralelo se discute toda la reforma de distribución. Este es un proceso nuevo, con una nueva tasa, por lo que se espera que las tarifas específicas de distribución deberían bajar o al menos mantenerse bajo esta nueva modalidad”.

Con compra de CGE, china State Grid tendría casi 60% de la distribución eléctrica de Chile

Esta mañana, la española Naturgy anunció el traspaso de la distribuidora chilena a la firma asiática por US$3.000 millones

Por S. Sáez, C. Rivas e I. Badal

Fuente: La Segunda, Viernes 13 de Noviembre de 2020

China State Grid International Development Limited (SGID) se convertirá, si las autoridades chilenas lo permiten, en el actor más fuerte de la distribución eléctrica en nuestro país.

La empresa china, que había cerrado la adquisición de Chilquinta Energía y Luz Linares en US$2.230 millones a mediados de octubre del año pasado, ahora anunció la compra del 96% de la Compañía General de Electricidad (CGE) en 2.570 millones de euros (unos US$3 mil millones) a la española Naturgy (cuyo asesor financiero fue Banchile Citi).

El anuncio remeció a la bolsa de Madrid, donde las acciones de Naturgy se dispararon más de 6%. En el mercado chileno, los papeles de CGE que aún se transan (equivalentes a cerca del 4% de su propiedad) saltaron en la apertura más de 162% a $1.099, pero fueron suspendidos 40 minutos después.

De acuerdo al hecho esencial de Naturgy en España, la transacción supone valorar el 100% de CGE en términos “Enterprise value” (valor total de los activos de una empresa) de 4.312 millones de euros (US$5 mil millones).

“Debe mirarse con cuidado”

CGE cuenta hoy con 3.1 millones de clientes y un 44% de participación en el mercado nacional, lo que por sí sola la convierte en la mayor distribuidora del país, por sobre Enel Distribución (exChilectra), que sólo opera en el Gran Santiago y pose 1,9 millones de clientes, con un 27% de participación. Si se le suma Chilquinta y Luz Linares, que cuentan con 890 mil empalmes, o un 11,5% del mercado, la china State Grid pasaría a contar con casi 4 millones de clientes y 56% de toda la distribución eléctrica del país, y prácticamente este mercado quedaría en manos de dos grandes actores: State Grid y Enel. Mucho más abajo se ubica el Grupo Saesa, que atiende a 528 mil clientes (al cierre de 2019) y distribuidoras locales.

El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, advirtió que esta operación deberá ser revisada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE).

“Las empresas deben someterse al procedimiento de control de operaciones de concentración ante la FNE, que puede aprobar la operación, aprobarla con condiciones o rechazarla, a partir del análisis sustantivo sobre sus efectos en la competencia”, explicó Fernando Araya, abogado de libre competencia del estudio Lewin.

“La FNE deberá observar con mucho cuidado esta operación, pues excede indudablemente los umbrales para requerir un control preventivo de concentración, más aún tomando en cuenta que se trata de distribución eléctrica, un mercado que es un monopolio natural regulado”, dijo el abogado Tomás Menchaca, expresidente del Tribunal de Libre Competencia.

Desafíos y sinergias

El nuevo controlador de CGE tiene por delante varios desafíos. “El más importante es cómo hacer conversar las operaciones de CGE con Chilquinta para aprovechar sinergias, abaratar costos y mejorar servicios”, cree Rodrigo Jiménez, gerente general de la consultora Systep.

En calidad de servicio, CGE está bastante abajo en el ranking anual de la Superintendencia de Electricidad (SEC). En 2019 figuró 21° entre 25 compañías, aunque en los primeros lugares había cooperativas o empresas pequeñas. En el ranking, que incluye notas en cortes de suministro, percepción de clientes y reclamos, CGE tuvo 1,07, 8,35 y 7,052 en escala de 1 a 10, respectivamente.

La adquisición de CGE se realizó en España, por tanto surge la duda respecto a donde se pagan los impuestos. Según el director internacional Tax & Legal de BDO, Mauricio Benítez, existe una fórmula para definirlo. “China va a comprar a España, sin embargo es una operación transfronteriza y el activo está en Chile. Por eso, se debe definir cuanto pesa CGE para Naturgy, y si es más del 20% del patrimonio de la española, los impuestos se deben pagar en Chile”, asegura.

Almacenamiento: Las señales de una alternativa prometedora

La aceleración de los proyectos de energía renovable variable en la zona norte y el plan de retiro de centrales a carbón, están creando una oportunidad importante para el desarrollo de los sistemas de almacenamiento.

Daniela Tapia

Fuente: Revista Nueva Minería y Energía – Noviembre 2020

Caracterizada por la alta penetración de energías renovables en los últimos 10 años, la transición energética chilena ha tenido diversos impactos, entre ellos la reducción de costos de producir electricidad, diversificación de la matriz energética, entre otros. Pero esto implica crecientes desafíos para los operadores del sistema eléctrico, porque es necesario gestionar la variabilidad instantánea del recurso eólico, así como las rampas de subida y bajada de la generación solar. Es por esto que los sistemas de almacenamiento se han convertido en una herramienta útil y eficiente. Así lo señaló hace un tiempo la vicepresidenta de ACERA, Paola Hartung, a través de una columna de opinión.

Las razones se basan en su rápida respuesta y adaptación, comparativamente con las actuales opciones, a cambios repentinos o programados de la combinación de oferta y demanda del sistema eléctrico. Esta característica de adaptación es la que se denomina “atributo de flexibilidad”. “Por esto es cada vez más común encontrar nuevos proyectos que integran desde su origen sistemas de almacenamiento, complementando a las centrales renovables”, afirmó la ejecutiva en el texto. Varios son los tipos de sistemas de almacenamiento que existen. Los más importantes por su presencia en los sistemas eléctricos son los almacenamientos hidráulicos o pumped storage, donde existen cerca de 9.000 GWh de almacenamiento de este tipo de tecnología

Luego destacan las baterías electroquímicas, que son las más conocidas. De este tipo las más familiares son plomo-ácido, e ion litio que se usan en diversas aplicaciones. Y con usos menos extendidos están los volantes de inercia, los supercondensadores y el aire comprimido. “Un tipo de almacenamiento que creo dará que hablar es el sistema electrolizador-celda de combustible. Dependiendo de los precios relativos de tecnología de hidrógeno, estos sistemas de seguro podrán proveer de almacenamiento con una salida intermedia en forma de hidrógeno”, comenta el profesor asociado del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la U. de Santiago, Héctor Chávez. Considerando las ventajas y desventajas de estas alternativas de sistemas de almacenamiento, uno de los aspectos fundamentales que permiten la integración efectiva de estas unidades al sistema eléctrico es la interfaz de electrónica de potencia. “Esta interfaz es la pieza clave para lograr la correcta operación del sistema, y en este sentido, se están realizando importantes desarrollos e innovaciones en las topologías que pueden integrar esta interfaz”, indica Ricardo Lizana, académico de Ingeniería Civil Eléctrica de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

¿En qué estamos en Chile? Según Rodrigo Jiménez, gerente general de Systep Ingeniería y Diseños, los sistemas de almacenamiento eléctrico han tenido hasta ahora un rol secundario en el país. Por ejemplo, en la subestación Andes se instaló en 2009 el primer BESS (Battery Energy Storage System) para proporcionar reserva en giro y maximizar las inyecciones de energía de las centrales de su propietario, instalándose otros BESS en 2011 y 2016, y en el corto plazo se instalará otro en la central Andes. “Sin embargo, aún no existen sistemas de almacenamiento que operen de manera independiente, siendo el primer intento el proyecto Valhalla con una central de bombeo la que se viene promocionando desde 2016. Aunque destacan los proyectos Andes Solar II-B y Campo Lindo, de AES Gener, los que combinan 253 MW de renovables con 112 MW de baterías, que de concretarse, serían un hito para el almacenamiento en Chile”, añade Jiménez.

En tanto, en el ámbito de la transmisión se dio un primer intento de incorporar un sistema de almacenamiento en el proceso de expansión 2017. Pero ello culminó en un retiro de la propuesta de obra, debido a una falta de consenso.

REGULACIÓN EN LA MIRA

Actualmente la normativa 20.936 reconoce legalmente el almacenamiento en el sistema eléctrico. Así, fue en 2016 cuando el gobierno inició su trabajo regulatorio al emitir un reglamento para la operación de centrales de bombeo. El proceso de trabajo continuó al año siguiente con una propuesta de reglamento de potencia, que incluía a los sistemas de almacenamiento y sus distintas categorías. Sin embargo, éste fue retirado tras el proceso de recepción de observaciones durante su consulta pública. Por otra parte, en marzo de 2019, con el reglamento de servicios complementarios se emitió el primer texto legal, que incluye a los sistemas de almacenamiento en todas sus categorías, seguido por el reglamento de coordinación y operación en diciembre del mismo año. “Lo anterior constituyó un primer marco legal para que los sistemas de almacenamiento operen en los mercados de energía y servicios complementarios. De manera similar, actualmente se encuentra una modificación al reglamento de potencia en la Contraloría General de la República, para integrar a los sistemas de almacenamiento en el mercado de potencia”, sostiene el ejecutivo. Pero, según expertos, faltan definiciones más específicas. Para el consultor de Inodú, Jorge Moreno, la Estrategia de Flexibilidad que publicó el Ministerio de Energía en septiembre, definió un plan de trabajo para mejorar diversos aspectos asociados a la regulación que afecta a los sistemas de almacenamiento. “Por el momento, la regulación que se cuenta en Chile es relativamente incompleta. Se está trabajando para dar más certeza a los interesados en el desarrollo de estos sistemas, tanto en aspectos de retribución de capacidad como en la forma en que estos sistemas serán operados en el mercado de la energía”, plantea el especialista. Este punto de vista es compartido por el académico de la U. de Santiago, quien agrega que no existe un reconocimiento de la contribución a la suficiencia del sistema que sea remunerada. “Tampoco se ha avanzado hacia la co-optimización de energía y reservas para obtener precios, según los costos u ofertas declaradas en contraste con el sistema de subastas, ni hacia despachos más granulares para capturar la necesidad intradespacho de flexibilidad, que puede ser satisfecho por sistemas de almacenamiento”, dice el docente.

Jiménez, por su parte, también manifiesta que quedan otros avances por realizar, especialmente en el ámbito de las normas técnicas, dado el vacío que hay para los sistemas de almacenamiento.

UN FUTURO ÓPTIMO

¿Qué se proyecta para esta alternativa de desarrollo energético? El factor más determinante a la hora de propiciar la entrada masiva de sistemas de almacenamiento son los costos de inversión, los cuales han ido descendiendo, y de continuar, los sistemas de baterías o bombeo serán cada vez más competitivos. De hecho, desde 2017 el costo de desarrollo de las baterías de litio se ha reducido de 282 USD/MWh a 132 USD/ MWh (inversión más compra de energía). “Esto presenta un buen antecedente y fija expectativas para el futuro, convirtiéndose en la tecnología de almacenamiento con más desarrollo en la actualidad. A esto se suman otras tecnologías, como hidrógeno o aire comprimido, cuyos desarrollos han sido más tardíos”, comenta Rodrigo Jiménez, de Systep.

Mientras que para Héctor Chávez, una aplicación prometedora es el servicio complementario de rampa flexible (que no existe en Chile), el cual consiste en reservas para evitar que las restricciones de rampa (sobre todo, durante las rampas solares) deriven en el despacho de diésel u otro tipo de generación de alto costo. “Estos servicios de rampa flexible requieren de respuesta rápida y, dependiendo de cómo se establecen las reglas de precios, puede ofrecer remuneración atractiva para el uso de almacenamiento”, determina el profesor universitario. Así las cosas, la aceleración de proyectos de energía renovable variable en la zona norte, el plan de retiro de centrales a carbón, además de la presión por retirar nuevas unidades, están creando una oportunidad importante para el desarrollo de los sistemas de almacenamiento. “También en la medida que se aumenta el mercado de clientes libres, puede haber oportunidades de desarrollo de sistemas de almacenamiento en clientes libres. De esa forma podrán tener más control sobre los retiros de energía y potencia del sistema”, asegura Jorge Moreno, de la consultora Inodú.

Reporte mensual octubre 2020

El Equipo Systep tiene el agrado de presentar el Reporte Mensual del Sector Eléctrico chileno correspondiente al mes de octubre de 2020.

La editorial de este mes aborda el estado actual del fondo implementado para congelar transitoriamente los cargos de energía y potencia que son traspasados a los clientes regulados. Según las cifras publicadas por la CNE, dicho fondo de estabilización alcanzaría un 87% del monto límite (1.169 de 1.350 MMUS$) en junio de 2021. A raíz de esto, la editorial analiza los potenciales riesgos involucrados en algunas de las posibles alternativas que podría llegar a plantear el ejecutivo si es que decide definir un nuevo mecanismo que permita recuperar los saldos acumulados, sin que la tarifa efectiva de los clientes regulados aumente de manera considerable.

Adicionalmente, las estadísticas del Reporte y del sector eléctrico están disponibles para ser descargadas en formato Excel desde nuestro portal web de estadísticas. A través de esta medida, buscamos facilitar el acceso de la comunidad a la información relativa al sector eléctrico, para lo cual recopilamos y organizamos mes a mes los datos más relevantes del SEN:

Análisis de la operación.
Proyección Systep de costos marginales.
Resumen por empresa.
Suministro a clientes regulados.
Energías Renovables No-Convencionales.
Monitoreo regulatorio y hechos relevantes.
Proyectos en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.